es-ESen-US

Mujer y ciencia: curiosidad, inteligencia y energía

Mujer y ciencia: curiosidad, inteligencia y energía

Es necesario conocer nuestra historia y valorar el esfuerzo que han requerido las mujeres pioneras a través de los años, para establecer un lugar importante en un mundo que era liderado por hombres y que la mujer ha conquistado con arduo trabajo y éxito.

Biólogas, ingenieras biológicas, magísteres en ciencias biológicas y bioinformática y doctoras en Ciencias Agrarias y del Medio Natural y Biología Integrativa de Plantas, hacen parte del equipo de científicas de BIOS. La investigación, la ciencia y el conocer el mundo cada vez más las ‘desvelan’ cada día y trabajan para que desde el centro de bioinformática y biología computacional esto sea posible. En el ‘Día Internacional de la Mujer’, su trabajo continúa para comunicar al mundo que las mujeres tienen el conocimiento y las herramientas para transformarlo.
“Las mujeres le imprimimos a la investigación nuestra perseverancia, dedicación, compromiso, optimismo, inteligencia y decisión para sacar adelante nuestros proyectos, enfrentándonos a todos los retos que se presenten con la pasión, claridad y entereza que se necesita para obtener resultados que impulsen el desarrollo”, es la frase con la que estas científicas describen su quehacer y ratifican la necesidad de que el papel de la mujer en estos ámbitos sea reconocido cada vez más. Pues como ellas mismas lo cuentan, hoy en día las mujeres ocupan puestos de alto responsabilidad como directoras de la Organización Europea para la Investigación Nuclear CERN (Fabiola Gianotti) o la Organización Mundial de la Salud OMS (Margaret Chan), además de las ya conocidas históricamente como Marie Curie, pionera en el área de la radioactividad y ganadora de dos premios Nobel en química y física; Rosalind Franklin, descubridora de la estructura del ADN, y Margaret Dayhoff pionera en bioinformática y primera mujer presidenta de la sociedad de biofísica.
Aun así, ciencia + mujer a veces es una ecuación a la que no se le da el impulso suficiente y el reconocimiento que se merece. Por esa razón, la integración de las mujeres en la ciencia se debe fomentar desde la escuela y el colegio porque en esta época se empiezan a desarrollar los talentos y a enfocar los intereses de investigación. Se deben incentivar las actividades que requieran la lectura crítica, el trabajo en equipo, la solución de problemas prácticos, el planteamiento de preguntas e hipótesis, el desarrollo de herramientas y la exploración del entorno, con el fin de fomentar la creatividad e innovación en las niñas. 
La curiosidad, inteligencia y energía que tienen las mujeres les permite formarse con compromiso y encontrar en el trabajo interdisciplinar con otras mujeres el escenario para hacer de iniciativas como BIOS espacios donde ser mujer transforma.

Related

Share

Post a Comment