es-ESen-US

BIOS estará en la conferencia más importante del mundo en interacción hombre-máquina

La conferencia más importante del mundo sobre interacción hombre – máquina es denominada CHI y se lleva a cabo desde hace 30 años en Seúl, Corea del Sur, en esta edición con el patrocinio de Google, Microsoft, Naver y muchas otras entidades internacionales.

Reciben cerca de 8 mil postulaciones de investigaciones que tengan como meta revolucionar e innovar en temas relacionados a la interacción humana con tecnologías digitales, lo que se conoce como Interacción Humana Computador, HCI (por sus siglas en inglés), de los cuales seleccionan solo un muy pequeño grupo.

Este año su lema es Crossing (Cruzando), en relación a sobrepasar los límites, las fronteras, la tecnología, y para el Centro de Bioinformática y Biología Computacional de Colombia - BIOS es un orgullo compartirles que el paper: "ViLimbs: Improving Phanton limb treatment through multisensory feedback" (mejora para el tratamiento del miembro fantasma, a través de retroalimentación multisensorial), desarrollado por Juan Diego Gómez Valencia, Esteban Correa, Andrés Hernández y Carlos Ferrin, participará a mediados de abril en este evento, que está entre el top 10 de las conferencias más importantes del mundo en ciencias de la computación.

La aplicación, que está en desarrollo desde hace solo 6 meses, busca que un paciente que haya sido amputado y sufra del síndrome del miembro fantasma, logre recuperarse de una manera mucho más rápida, gracias a una experiencia de inmersión al ver su cuerpo completo de nuevo y moverlo a su antojo, gracias a técnicas de procesamiento de señales e imágenes, y al muro de visualización de datos que está en construcción en BIOS.

Este sistema está inspirado en la terapia de espejo, inventada por Vilayanur S. Ramachandran, “nació cuando llegó un paciente (previamente amputado) que le dijo, doctor si tuviera un minuto para poder estirar el brazo descansaría, pero ya no lo tenía, ahí se le ocurrió”, explicó Gómez Valencia.

Se sabe que este tipo aplicaciones, desarrolladas en BIOS (y que ya se ha propuesto en otras partes del mundo), disminuyen el tiempo de recuperación de un año, a unos 6 meses aproximadamente. Y con la ayuda del muro de visualización espera que este tiempo sea inclusive más corto.

Esta extraña patología la desarrollan entre el 50 al 80% de las personas amputadas y la mayoría de estas personas dicen que las sensaciones son dolorosas.

En ViLimbs, las señales eléctricas, tanto cerebrales como musculares, son procesadas mediante algoritmos apropiados en un computador para predecir el movimiento particular que el paciente desea realizar con el miembro faltante, es decir, lo que se piensa se lleva a una pantalla, pero esa es solo la primera parte de esa magia en que se convierte la ciencia.

Con ayuda de una cámara y algo conocido en el mundo tecnológico como realidad aumentada, se hace aparecer la extremidad amputada ajustada perfectamente al cuerpo, finalmente se logra crear la ilusión en un espejo gigante, el muro de visualización, de que el paciente ha recuperado su miembro y que además puede moverlo a su antojo.

Además “por ejemplo el brazo late (en la pantalla) al mismo tiempo que el corazón, lo que está comprobado que logra hacer que las señales cerebrales y cardíacas se compaginen”, situación que lleva al cerebro a apropiar de una manera mucho más rápida la terapia, aseguró Gómez Valencia.

Este desarrollo cuenta con el acompañamiento y soporte de la Clínica La Presentación, Neurocentro de Pereira y la Universidad de Caldas.

Con el muro de visualización, se reconstruye la vida

Actualmente BIOS está construyendo el muro de visualización de datos científicos más importante de Colombia  y hoy por hoy único en Suramérica, luego de que su par en Chile saliera de funcionamiento.

El sistema ViLimbs será aplicado en dicha herramienta tecnológica, patrocinada por el proyecto de regalías del que el Centro es operador, a través de la Gobernación de Caldas, allí se  “encontrará un espejo mucho más grande, inmersivo, la persona se observará al frente del muro y se va a ver con su miembro faltante, porque se lo vamos a adicionar con computación gráfica, y lo va a poder mover a su gusto porque vamos a estar leyendo las señales del moñón y las del cerebro y así determinar cuál es el movimiento que quiere hacer”, afirmó Esteban Correa, uno de los desarrolladores de la aplicación, incluso se podría situar al paciente en su casa, oficina, un bosque, en cualquier sitio donde se sienta más cómodo para mejorar los resultados del tratamiento.

Esta terapia es oportuna para Colombia, teniendo en cuenta el número de amputados por el conflicto que sufre hace más de 50 años, “esta aplicación tiene un nivel científico importante pero también hay un componente social innegable”, confirmó Gómez.

Serán cerca de 66 millones de pixeles de capacidad, en 32 pantallas de 55 pulgadas cada una, en tercera dimensión, 9 metros de largo por 3.10 de alto, que servirán para arrojar resultados mucho más rápidos en tratamientos de este tipo.

Aparte de ViLimbs, hay proyectadas por lo menos otras 20 aplicaciones que entrarán en funcionamiento poco a poco.

“Vamos a lograr, por medio de aplicaciones, meternos dentro de un cuerpo humano en 3D, explorar el tejido humano, el cerebro, entrar muy profundamente”, explicó Marco Cristancho PhD, director científico de BIOS, igualmente dijo que se podrá simular una erupción, o ayudar a los procesos de rehabilitación de pacientes con fobias (a animales, alturas, entre otras) y eventos postraumáticos (militares en guerra), a través de la conocida terapia de exposición.

La diferencia es que ahora con ayuda del muro se podrá realizar una mejor inmersión al contexto físico que produce el trastorno, sin poner en riesgo, en ningún momento, la integridad de la persona, por ejemplo, si una persona sufre de fobia a las arañas, se podrá poner frente a las pantallas y verse rodeadas de las mismas.

Para BIOS y las entidades que trabajan de la mano con sus investigadores, este llamado internacional es la muestra de que el trabajo conjunto puede revolucionar la ciencia para generar un mañana más próspero.

Esto demuestra que la ciencia no es eso lejano, que algunos hacen en unos laboratorios diáfanos, sino que son avances que tienen una razón de ser, ayudar a la gente, hacer más fácil la vida y mejorar nuestro paso por este mundo.

Related

Share

Post a Comment