es-ESen-US

Entre genes y proteínas, el EMBL-EBI y BIOS dictaron curso

Del 27 al 29 de mayo pasados, 32 estudiantes de todo el país hicieron parte del primer curso de la mano del EMBL-EBI (European Bioinformatics Institute) y el Centro de Bioinformática y Biología Computacional de Colombia – BIOS, en el que se abordaron temas como las nuevas plataformas para visualizar datos, cómo acceder a estas y de qué manera integrarlas a los proyectos de investigación con genes y proteínas. Este taller introductorio fue auspiciado por el proyecto de regalías Caldas Bioregión del que BIOS es operador de la Gobernación de Caldas.

El curso denominado “Genes and proteins an introductury worshop” (Taller introductorio de genes y proteínas), dictado por la profesora Leyla Jael García Castro, bogotana, magíster en Ingeniería de Sistemas de la Universidad de los Andes y la encargada del desarrollo web de Uniprot, el recurso universal de las bases de datos de estas moléculas, acompañada por  Emily Perry Ph.D. en genética humana de la Universidad de Edinburgo y quien actualmente maneja el proyecto Ensembl.

En los dos días de curso se presentó la base de datos Uniprot y su nueva interfaz web, además de las características y modos de uso de Ensembl.

Para el profesor de la Universidad de Caldas, Arnubio Valencia Jiménez, Ph.D en ciencias biológicas, este taller fue “bastante bueno, está bien enfocado, tiene una asistencia bien importante, investigadores de varias instituciones nacionales. Aquí se están fortaleciendo las alianzas para trabajar en el futuro”.

De la misma manera para Diego Bonilla, asesor científico de MTX Nutrition y adscrito a la línea investigativa de biología molecular de la Universidad Distrital los conocimientos que se impartieron “son esenciales porque precisamente el solo hecho de publicar un artículo y que eso se vaya directamente a una base de datos, permite distribuir el conocimiento o aprovechar los datos de otra investigaciones”.

Incluso la española Amaia Ortega, quien actualmente labora con la Universidad de Antioquia y es magíster en enfermedades tropicales explicó que estos espacios de formación son muy importantes para cerrar lagunas entre lo experimental y lo computacional, resaltó que este tipo de actividades sean gratuitas.

“Es importante porque nosotros nos dedicamos a enfermedades tropicales, que no se estudian en Europa... así que estamos cruzando campos, estudiamos las tropicales y usamos lo que se ha hecho en otros continentes”

La relación entre genes y proteína

En los genes está codificada toda la información de cualquier ser vivo, sus características físicas, debilidades y fortalezas frente a un gran número de enfermedades, por ejemplo, la intolerancia a la lactosa, los genes son los responsables de ordenar que se tenga o no, la doctora Emily Perry lleva varios años investigándolos, asegura que ya conocemos un 90 por ciento del genoma del ser humano pero solo un 20 por ciento de la forma en que se relacionan, cómo se organizan, cómo se empacan.

El ser humano está en constante evolución pero el genoma de todos los seres humanos es muy parecido, solo algunas diferencias que se dan por mutaciones (por el medio en que se vive) y las modificaciones que se dan por la herencia entre progenitor y descendencia.

Para Perry, el ser humano va a ser diferente en unos cuantos miles de años “por la gran cantidad de mezclas, imagino que físicamente y genómicamente nuestra población será distinta, las fronteras étnicas serán cada vez menos perceptibles. Aunque todo depende de lo que pase con la ingeniería genética”.

Para esta investigadora, quien también es la community manager del proyecto Ensembl, la ingeniería genética es un problema ético que el mundo debe solventar, con este se pueden, por ejemplo, evitar muchas enfermedades que tienen su centro en los genes, pero también para muchos se está manipulando la vida misma.

Por su parte Leyla Jael García Castro ha centrado sus esfuerzos en las proteínas y cómo visualizarlas. Estas moléculas son más activas que los genes, según ella, porque tienen que ver con las funciones dentro del cuerpo, aunque si hay un problema con el gen seguramente lo habrá con la proteína. Le encanta conocer para qué sirven, cómo se expresan, entender qué pasa cuando fallan y cómo generan enfermedades, para esto, está trabajando en un sistema de visualización que identifica las variaciones que puedan interferir entre las proteínas para ayudar a reconocer posibles afecciones.

La vida parte de los genes y a través de un proceso llamado traslación, llegan las proteínas, las que permiten, por ejemplo, absorber carbohidratos, es decir, que si hay obesidad, el problema puede que no sea la dieta sino un mal funcionamiento proteínico; igualmente tienen la responsabilidad de permitirnos desarrollar los procesos químicos dentro del cuerpo.

Ambas profesoras estuvieron de acuerdo en decir que lo que más les llama la atención del futuro de estos estudios es lo que se conoce como medicina personalizada “se habla mucho aunque aún no estamos ahí, nos estamos acercando con los análisis de cómo varía un gen entre una persona y otra y cuáles son sus consecuencias, además de entender cómo las proteínas que se expresan a partir de ese gen cambian también”, aseguró García.

Estas investigaciones sobre medicina personalizada, que unen los genes, las proteínas, los trasncriptomas, el medio ambiente y mil características más, están buscando “entender no solo las enfermedades sino las diferencias de la reacción de una medicina entre una persona a otra y eso nos lleva a mejorar los tratamientos“, dijo Perry. Lo que buscan es no producir medicinas que sirvan en el 80 por ciento de las personas, sino también buscar soluciones para el 20 por ciento que no se ve beneficiada por dicho tratamiento , “vamos a tratar de que la medicina realmente sea para la persona y que el tratamiento sea el mejor en cada caso”.

Finalmente resaltaron el grupo de estudiantes como uno de los más entusiastas en los múltiples talleres que han dictado por todo el mundo y la construcción de proyectos de bioinformática y biotecnología como BIOS que están creciendo alrededor de todos los continentes.

Related

Share

Post a Comment