es-ESen-US

ViLimbs, la alternativa virtual para el síndrome del miembro fantasma

ViLimbs o la terapia “avatar” como la denomina el ingeniero y doctor en Ciencias de la Computación e investigador de BIOS, Juan Diego Gómez, puede acelerar el proceso de rehabilitación en pacientes que han sido amputados y sufren los síntomas del llamado ‘Síndrome del miembro fantasma’, donde los calambres u hormigueos, dolor, impresión de movimientos o posiciones incómodas, calor, frío o ardor son sensaciones que perturban al 80% de las personas afectadas. Ellos pueden percibir estas sensaciones en su extremidad faltante como si estuviera ahí todavía.

ViLimbs es un sistema avanzado y dinámico en comparación a las terapias convencionales como la terapia de espejo. “Primero el paciente ve su mano o su pie en la pantalla, luego lo controla y éste responde como si fuera real, y eso es porque hacemos lectura de todas sus ondas cerebrales, entonces podemos entender cuál es el pensamiento que le está enviando a ese miembro y se lo ejecutamos para que crea que él lo está haciendo”, explica el ingeniero Gómez.

Actualmente, el Centro de Bioinformática y Biología Computacional (BIOS) está en el proceso de construcción de un acuerdo con las Fuerzas Armadas de Colombia, para ejecutar ViLimbs con soldados amputados por minas antipersona, una cifra que ronda los 12 mil afectados, según datos de la Dirección contra minas de la Presidencia de la República.

“Es un proyecto convincente, inmersivo, tecnológico y  viable, tanto así que podemos apostarle a proyectos de ésta envergadura” afirma el ingeniero Gómez. Así mismo, Esteban Mauricio Correa investigador del área de Biomedicina de BIOS y encargado del programa de realidad virtual dice que esta iniciativa “tiene un impacto social e involucra rehabilitación. Surge debido al post-conflicto y a la cantidad de personas afectadas por éste flagelo”

Del mundo real, al virtual

Los síntomas del síndrome del miembro fantasma se intensifican por diversos factores como los cambios de temperatura, cansancio físico, mala circulación e incluso estrés. También pueden acentuarse los malestares por una extremidad artificial mal diseñada o irritación. Por lo cual, a  lo largo del tiempo se han implementado otro tipo de tratamientos con analgésicos, relajantes musculares y terapias que, aunque disminuyen las sensaciones, es un proceso lento  y el resultado se da por un tiempo corto, lo cual hace que el paciente regrese a su condición inicial.

ViLimbs logra crear un efecto virtual en una pantalla (como la del Muro de Visualización de BIOS), el paciente cae en un truco de apropiación, donde siente el pie o la mano, construida a través de computación gráfica, como suya.  Gómez dice que “es ahí cuando el individuo relaja el miembro que le falta, lo extiende, lo flexiona, hace su terapia y lo libera del dolor y  del estrés post-traumático, un tratamiento que le va a dar mucha tranquilidad”.

Hasta  el momento se ha probado ViLimbs con un par de pacientes, los cuales según Correa “han estado muy abiertos y sorprendidos, porque ésta medida no la encuentran todos los días en el consultorio de un neurólogo. Incluso, nos está apoyando la Clínica de la Presentación de Manizales, pues es una idea novedosa. El impacto es difícil medirlo porque necesitamos ensayos médicos, pero las primeras impresiones son muy positivas”.

Para desplegar ViLimbs completamente, es necesario que sectores médicos, académicos, oficiales y otros, apoyen, aprueben y trabajen de manera conjunta con este proyecto.

Por lo anterior, el investigador Juan Diego Gómez, Ph.D. dice que la alianza con las Fuerzas Armadas es muy importante porque es la entidad que tiene la casuística, es decir, quienes tienen a los pacientes, “pues en el Batallón de Sanidad (Bogotá) tienen a más de 1.200 personas que han sufrido amputaciones y con esta labor esperamos validar el sistema clínico y demostrar que la terapia es más corta y efectiva”. Además, añadió que el proyecto tendrá el acompañamiento de fisioterapeutas y médicos especialistas.

El impacto de ViLimbs puede ser de proporciones gigantes, pues genera un precedente en un país en vía de desarrollo como Colombia, acerca de las posibilidades científicas y tecnológicas y su proyección internacional.

“Las fuerzas armadas se pueden aunar con la ciencia y la investigación, y esto puede ser la plataforma para impulsar un proyecto con tecnología de punta y no esperar a que se desarrolle en el extranjero”, afirma Gómez. A su vez, Correa dice que el desarrollo de ViLimbs puede traer  “visibilidad” a BIOS, pues se empieza a reconocer su importancia en el sector científico y médico y “está muy relacionado con el mismo discurso que quiere manejar el gobierno que es el tema del post-conflicto”

Una de las metas de la ciencia en general es generar un mejor estilo de vida e iniciativas como ViLimbs van de la mano con esto. “BIOS está tras el caso de éxito. De hecho, el sistema de ViLimbs se va a implementar sin ningún costo más que el que lleva su puesta a punto. Nos interesa mostrar que sí estamos impactando y que nuestra investigación aplicada sí está transgrediendo los límites del laboratorio y sobre todo, que sí vale la pena invertir en el Centro. ViLimbs tiene un buen futuro”, concluyó Juan Diego Gómez, Ph.D.

Un avatar científico que logra mitigar los efectos del síndrome del miembro fantasma; hoy por hoy ViLimbs se convierte en una alternativa para el país y el mundo. Un ejemplo claro que la ciencia colombiana va por buen camino.

Por: Ximena Restrepo - practicante Unidad de Comunicaciones BIOS

Related

Share

Post a Comment