Importantes conclusiones para el futuro de la biología computacional y bioinformática y reflexiones sobre las necesidades para el fortalecimiento de la ciencia en el país dejó el IV Congreso Colombiano de Bioinformática y Biología Computacional.

En primera instancia, fue clara la importancia entre los participantes de estudiar el cáncer y otras enfermedades de gran incidencia en nuestro país, que representan retos para la medicina actual; entenderlas será fundamental para dar el paso hacia la medicina de precisión. A esto, debe sumarse el conocimiento que tenemos sobre el genoma humano y partir de las diferencias de cada grupo poblacional, para facilitar el desarrollo de la medicina personalizada, que  responda a las características específicas de cada organismo.

Por otro lado, como lo aseguró Pedro Moreno, organizador del evento y profesor asociado de la Universidad del Valle, es indispensable que una de las tareas de la ciencia y la investigación sea trabajar en pro de cerrar las brechas que hoy existen entre científicos, empresarios y el estado, sobre todo para lograr avances más significativos en Colombia que nos permitan acercarnos a la producción de países del continente como Brasil o Argentina. Igualmente, como lo afirma Catalina Álvarez, bioinformática de BIOS, el talento del país es evidente y la tecnología para investigar se encuentra en Colombia, sin embargo, hace falta más inversión.

Uno de los logros de este Congreso, que se ha venido realizando en el país cada dos años desde 2011, fue el 1er Encuentro Colombiano de estudiantes de Bioinformática, el cual reunió a universitarios de pregrado y posgrado en las diferentes áreas afines a la biología computacional, con el fin de hacer alianzas, lograr trabajo en red y, sobre todo, lograr visibilidad internacional.

BIOS cerró su participación con la ponencia ‘Estudio de la región del factor de resistencia a la roya del café en especies cultivadas y silvestres, por medio de genómica comparativa’, dictada por Andrea Garavito, y la intervención del líder de Bionegocios, Eduardo Gómez, en la que quedó de manifiesto que BIOS es el actor llamado a reunir los esfuerzos en ciencia que desarrolla el país y que las puertas están abiertas para la ejecución de grandes proyectos.