Las instrucciones de la vida en la Tierra se encuentran en el material genético de los seres vivos. Este material que se encuentra dentro de todas nuestras células está compuesto por Ácido Desoxirribonucleico (ADN), un tipo de ácido nucléico conformado químicamente por cuatro bases nitrogenadas que componen el alfabeto del libro de la vida: Adenina (A), Timina (T), Guanina (G) y Citosina (C). El análisis de los datos genéticos se sustenta sobre un entendimiento profundo de estas bases genéticas de los seres vivos, su expresión y los procesos que ocurren en las células. Complementario a esto, las diferencias genéticas entre seres vivos cumplen un rol fundamental en la generación de diversidad y la evolución de la vida, sobre la cual se soporta el interés por identificar las potenciales variaciones genéticas que diferencian las especies e individuos.

 

¿Qué se necesita para estudiar los genes?

Para estudiar las bases genéticas de la vida, los científicos dependen de la secuenciación de ácidos nucleicos, que implica “leer” el material genético con el uso de tecnologías especializadas para determinar el orden de las millones de bases de ácidos nucleicos presentes en el material genético de los organismos, material conocido como el genoma. 

 

Es así como la secuenciación de ácidos nucleicos ha representado una revolución en las ciencias de la vida en los últimos diez años, teniendo gran relevancia en áreas como la salud. En este contexto, el proyecto Vibrio, adelantado por BIOS en conjunto con el Instituto Nacional de Salud, INVEMAR y la Universidad ECCI, usa tecnologías de secuenciación de ácidos nucleicos para obtener datos genéticos sobre bacterias de especies de Vibrio presentes en las costas del país y su posible asociación con los hallazgos de vibrio en muestras clínicas de personas infectadas. Los genomas de estas bacterias de Vibrio se secuenciaron para estudiar la diversidad genética presente en Colombia y determinar posibles fuentes ambientales de Vibrio que puedan generar un brote de enfermedades como cólera y vibriosis en el país.

 

Si queires conocer más sobre este proyecto mira el siguiente vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=-Z–aK2WZIQ

 

Los avances en las tecnologías de secuenciación de ácidos nucleicos, sumado a los desarrollos en las ciencias de la computación en la última década, han permitido la generación masiva de datos genéticos y el aumento de la capacidad computacional para analizar esta gran cantidad de información biológica. Esto ha dado lugar a una era en donde la generación de información no representa un gran obstáculo para la investigación genética, sino que los desafíos principales consisten en descifrar y entender el libro genético de la vida.